Receta tarta de queso, chocolate blanco y cobertura de kiwi

La tarta de queso, chocolate blanco y cobertura de kiwi es un postre frío y sin horno perfecto para el verano. Variante de la clásica tarta de queso, en este caso con base de galleta, relleno de queso, chocolate blanco y kiwis troceados, con topping de gelatina de kiwi. ¡En definitiva, un cheesecake de kiwi, perfecto! ¡Te Gustara su textura, sabor y la facilidad de preparar!

¿Cómo preparar tarta de queso con kiwis?

Existen infinidad de maneras de preparar una tarta de queso con kiwis, hoy vamos a prepararla al estilo italiano, con la clásica base de galletas y mantequilla, con una deliciosa capa de chocolate blanco desecho, nata, kiwis y queso mascarpone, y cubierta de una gelatina a base de kiwis.

Para no perder ningún detalle de la receta, te sugiero que sigas la siguiente guía, así te va a salir una deliciosa tarta de queso, como la de la receta.

Información Nutricional

  1. 🍽️ Categoría: Tartas de queso
  2. 🥣 Cocina: Italiana
  3. 🔪 Tiempo de preparación: 30 min
  4. 🍲 Tiempo de cocción: 5 min
  5. 👨🏼‍🍳 Dificultad: Fácil
  6. 👨‍👩‍👧‍👦 Raciones: 10

Utensilios imprescindibles

  1. Batidora varillas
  2. Bol
  3. Varillas
  4. Cazo
  5. Frigorífico
  6. Molde desmontable 20 cm
  7. Cuchillo
  8. Espátula madera
  9. Espátula de silicona

Ingredientes

Para la base de galleta:

  • 150 g. de galleta tipo digestive
  • 100 g. de mantequilla

Para el relleno de queso:

  • 250 g. queso mascarpone
  • 170 g. de chocolate blanco
  • 3 kiwis
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla

Para la gelatina de kiwi:

  • 6 kiwis
  • 40 g. de azúcar
  • 7 g. de gelatina en polvo o 4 láminas de gelatina

Pasos para hacer tarta de queso, chocolate blanco y cobertura de kiwi

  • Paso 1. Derretimos la mantequilla un minuto en el microondas.
  • Paso 2. En una picadora, robot de cocina o con una bolsa de plástico y aplastándolas con un rodillo, trituramos las galletas.
  • Paso 3. Ponemos las galletas trituradas en un bol y añadimos la mantequilla derretida. Mezclamos con una espátula de silicona, hasta que todas las galletas se queden empapadas de mantequilla.
  • Paso 4. Cogemos un molde redondo de 20 cm. de diámetro desmontable, ponemos papel de horno en el fondo y en los laterales.
  • Paso 5. Echamos las galletas a la base del molde. Aplastamos con la espátula o con un vaso, para que se queden bien compactas y uniformes, en el interior del molde. Guardamos en la nevera mientras preparamos la crema.
  • Paso 6. Preparamos el relleno de queso: pelamos y cortamos en trozos pequeños 3 kiwis, quitándole el corazón y reservamos.
  • Paso 7. En un bol ponemos 250 g. de queso mascarpone y el extracto de vainilla. Batimos con unas varillas eléctricas hasta deshacer el queso.
  • Paso 8. Añadimos la nata líquida de al menos un 30% – 35% de materia grasa al mascarpone. La nata debe estar muy fría. Batimos con una batidora, hasta obtener una nata montada firme.
  • Paso 9. Añadimos el chocolate blanco derretido a la mezcla. El chocolate no debe estar ni muy frío ni muy caliente, para que no caiga la nata montada. El chocolate lo hemos derretido al baño maría previamente.
  • Paso 10. Mezclamos delicadamente con una lengua de silicona, con movimientos envolvente para que no se nos caiga la mezcla.
  • Paso 11. Añadimos los trozos de 3 kiwis. Removemos hasta que estén extendidos.
  • Paso 12. Una vez todo mezclado, vertemos la crema sobre la base de galleta, ayudándonos con una cuchara, para que caiga con menos fuerza. Extendemos y alisamos y la reservamos en el frigorífico.
  • Paso 13. Preparamos la cobertura de gelatina: pelamos y troceamos 6 kiwis en trozos pequeños y los ponemos en un bol de acero inoxidable. Trituramos los kiwis con una batidora.
  • Paso 14. Añadimos el azúcar al bol y mezclamos con una espátula, si los kiwis no están muy maduros, podemos añadir un poco más de azúcar.
  • Paso 15. Ponemos la compota de kiwis en un cazo a fuego medio durante 2 o 3 minutos. Removemos continuamente con una espátula de madera.
  • Paso 16. Ponemos 7 g. de gelatina en polvo en una taza y añadimos 4 cucharadas de agua. Mezclamos con una cuchara.
  • Paso 17. Con el cazo fuera del fuego, añadir la gelatina en el cazo y mezclamos.
  • Paso 18. Cuando la gelatina esté fría, añadimos la gelatina a nuestra tarta de queso. Dejamos en el frigorífico durante al menos 4 horas (mejor toda la noche). Opcionalmente, podemos añadir rodajas de kiwis por encima.

Consejos para preparar tarta de queso, chocolate blanco y cobertura de kiwi

  • La nata líquida la debemos tener en el congelador 15 min antes de utilizarla, así será más sencillo de montar. Debe tener al menos entre 30% y 35% de materia grasa.
  • Si al batir los kiwis ve que la compota está demasiado espesa, puede añadir unas cucharadas de agua.
  • Para desmoldar la tarta de queso de kiwi, si no hemos empleado un molde desmontable, lo mejor es pasarle por los laterales un paño húmedo de agua caliente.

Recetas relacionadas

5/5 (1 Review)

Deja un comentario